Para (intentar) entender lo de Siria / 1. El empeño de las monarquías árabes por liquidar los regímenes republicanos

(Publicado en La Vanguardia el 3 de Agosto de 2013)

Un empeño incesante parece mover a las monarquías árabes a derrocar -o por lo menos a desearlo- los regímenes laicos, republicanos y nacionalistas, independientemente de que fueran tiránicos o no: Sadam Husein en Iraq, Ben Ali en Túnez, Mubarak en Egipto, Gadafi en Libia y -así lo esperan- Bashar el Asad. No es extraño que, en el mapa de las alianzas regionales contra Damasco, estas naciones de corta historia, escaso concepto del estado y -por razones históricas y de población- gobiernos autoritarios sin ideología, estén surcados de bases militares de EE.UU. Así ocurre en Kuwait, Bahréin, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos, incluso -con la instalación de campos de entrenamiento y misiles Patriot- Jordania.
El filósofo del islam político y fundador del Comité Islámico de Rusia, Geidar Dzhemal, escribía en abril que la principal característicade la guerra siria es que “no es una guerra de clases, no es una guerra por los recursos, no es un conflicto entre distintos clanes criminales (…) Se trata de una guerra totalmente política. La política en este caso adelanta a la ideología, aunque casi siempre ha sido así. En esta situación concreta el conflicto político coincide con el ideológico, lo que subraya lo inevitable del choque directo”.
Es una lectura del enfrentamiento en que ha degenerado Siria: el fundamentalismo suní radical contra todos los demás. A diferencia de los casos de Sadam Husein y el coronel Gadafi, el factor confesional se ha convertido en un eje. Así, las divisiones en el mundo árabe respecto a la guerra siria son notorias en Iraq, donde ésta ha realimentado violentamente el conflicto entre la mayoría suní y los chiíes en el poder, y en Líbano, donde los ataques y atentados entre unos y otros van en aumento. En Bahréin, la mayoría chií ha quedado silenciada por la represión. En Egipto, el derrocado presidente Mohamed Morsi había llamado a luchar al lado de los rebeldes suníes sirios. Arabia Saudí -en su doble condición de aliada estratégica de EE.UU. y de promotora del fundamentalismo- y Qatar, que respalda el islam político de los Hermanos Musulmanes allí donde estén, sea Túnez, Libia o Siria, son quienes financian las milicias islamistas en esta guerra.
Qatar ha sido el gran difusor de la primavera árabe a través de su televisión, Al Yazira. Su rival, el también global canal saudí Al Arabiya, fue el primero en emitir las imágenes del ataque tóxico del 21 de agosto. Por último, la Liga Árabe, engrasada por el dinero qatarí, sirve a estos fines como órgano regional. El miércoles afirmó la “plena responsabilidad del régimen” de Damasco en el ataque químico. A los ocho meses de la rebelión siria, el emir de Qatar (el padre del actual) ya impulsaba el acoso y derribo del régimen. “Yo en su lugar dimitiría”, apuntaba el rey Abdulah de Jordania. La ruptura de Bashar el Asad y el turco Recep Tayyip Erdogan alimentaba esta postura. Para los árabes, según señalaba Hugh Pope, del International Crisis Group, Turquía irrumpía en el mundo árabe tomando partido -apoyando la rebelión siria- a la vez que intentaba imponer “un modelo de dominio regional de cuño otomano”.
Para la izquierda árabe, esta guerra es la mayor tragedia. La izquierda tradicional, para la cual Siria era un baluarte ante el imperialismo y el sionismo, tenía que pechar con la represión brutal de Damasco sin poder excusarla, mientras que los intelectuales más libres observaban preocupados la manipulación de que la rebelión estaba siendo objeto por parte de Arabia Saudí, Qatar, Turquía y Estados Unidos. Finalmente, es esta minoría la que ha acabado teniendo razón, al pensar que los beneficiarios del desastre sirio son precisamente los regímenes árabes a los que señalan como los más retrógrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s